Lorena Fermin -Especialista en seguros de salud y personales

El Chip o Microchip de la Mascota

El Chip o microchip como es un dispositivo que se implanta bajo la piel del la mascota, es de tamaño diminuto como un grano de arroz, contiene un número de identificación que consta de 15 dígitos, ello permite que el perro o gato sea individualizado y registrado con los datos de su dueño, en caso de extravío. No es un sistema de localización sino de identificación. Empezó a implantarse en algunas regiones europeas en los años 90, sus beneficios fueron vistos y aprovechados enseguida entre
veterinarios e instituciones relacionadas al mundo animal.

La implantación del microchip es obligatoria, existen algunas
comunidades autónomas que tienen previstas sanciones a los dueños que no implanten el chip y que a raíz de la pérdida del perro se identifique esta situación irregular. Ejemplo es el caso de Andalucía, que estipula multas de hasta 2.000 euros por no implantar chip a los perros o que, aun teniéndolo, su información esté desactualizada.
Por ello se debe tener presente que si decides mudarte de casa o
cambiarte de móvil lo mas recomendable es actualizar dicha información en cualquier veterinario, es un trámite que no llevará más que unos minutos y puede salvar la vida de tu perro o gato.